Todos hablan de quien se va pero nadie se acuerda de los que se quedan, de los PiquéAlbaBusquetsGriezmann… ¿Qué va a pasar con ellos? ¿Cómo van a reaccionar? ¿Se sienten culpables o avergonzados? ¿Cuál va a ser su papel? ¿Son suficientemente buenos para ganar la tan deseada Champions? ¿Serán solamente un grupo de jugadores transition? Porque quien se va, ya no está y ya no va a aportar, son los que se quedan los que van a luchar por títulos y por lo tanto los que importan.

Piqué, Messi y Jordi Alba. / DAVID W CERNY (REUTERS)

Ya sabemos lo que está viviendo el Real Madrid sin Cristiano. Los blancos todavía siguen en proceso de duelo: no lo pasan bien en Europa y no dan una imagen de solvencia o seguridad en LaLiga. Para Cristiano, la vida no ha ido mejor. Sin los blancos, no ha brillado en Europa y no ha ganado ningún Balón de Oro. Así que podemos hacernos una idea del viacrucis que le espera al Barça.

La psiquiatra estadounidense Elisabeth Kübler-Ross en 1969 explicó la teoría de las 5 fases del duelo por las que pasan todas las personas cuando alguien se marcha. 1. Etapa de negación: no es posible que se vaya. Esta es su casa. Es tan sólo un rumor. 2. Etapa de ira: toda la culpa la tiene la directiva, no se han portado bien con él. 3. Etapa de negociación: si hubiéramos ganado la Champions todo sería diferente; si el presidente dimitiese, seguro que se quedaría. 4. Etapa de depresión: ¿qué vamos a hacer sin él? No vamos a ganar nada…No vale la pena continuar aquí. 5. Etapa de aceptación: tampoco es para tanto, también se fueron Kubala, Cruyff y Maradona. El Barça va a seguir siendo un gran club.

Todos hemos vivido la sensación de Saudade, de echar de menos a alguien especial que ya no está con nosotros. Hay que saber diferenciar cuando saudade es extrañar y cuando saudade se convierte en recordar. Recordar significa que lo has vivido y que lo has disfrutado. Son pocos los que pueden ver la parte positiva de todo ésto, pero lo cierto es que el sentimiento de saudade es esencial para darnos cuenta de las cosas buenas que han pasado por nuestra vida. Durante un tiempo, puede que el barcelonismo sienta saudade, que intente llenar de recuerdos sus momentos, pero tras la correspondiente etapa de luto, volverá a brillar con grandes triunfos para seguir llenando sus memorias, ¿verdad RV?

Recent Posts