patricia campos post borracho barra bar

Mucho miedo. Así me siento después de los ciento y pico días de gobierno de Trump. En su campaña electoral aseguró que USA no podía ser la policía del mundo y, a pesar de eso, ya ha tomado acción contra Siria, North Corea y Afganistán. Su posicionamiento frente al mundo puede provocar la Tercera Guerra Mundial.

Hace unos días, cuando los americanos realizaron el ataque aéreo en Siria, me vino a la mente una posible Nueva Guerra Mundial. Según el político alemán Willy Wimmer: “El comportamiento unilateral e injustificado de USA puede desencadenar una escalada internacional”.

Parece que, desde la Guerra Fría, Estados Unidos está metido en todos los conflictos. Nosotros hicimos lo mismo hace muchísimos años y conocemos el resultado.

Aquí, en Hawaii, parte de la sociedad está deprimida al vivir día a día los resultados de una política de un presidente al estilo “borracho de la barra de bar”. Sus acciones están intimidando a otros mandatarios al estilo Rambo. Puede acabar en tragedia cuando un borracho fanfarronea e intimida a alguien como “Rambo”, con ganas de matar. Esto puede estallar en cualquier momento.

Bombas que amenazan vidas

El Ejército de Estados Unidos ha lanzado una bomba al este de Afganistán. Su objetivo ha sido destruir los túneles que construidos por ISIS. No es una bomba común, pesa 10 toneladas y es conocida como: “la madre de todas las bombas”, la más ponderosa bomba no nuclear que posee el ejército americano. Es la primera vez que se utiliza esta clase de bomba.

Parece que Trump está diciéndole al mundo: “Tenedme miedo porque voy a usar toda la fuerza contra quien no esté de acuerdo conmigo”.

Si los americanos emplean el gas y los rusos contraatacan de la misma forma, no se quien quedará con vida dentro de 6 meses. Las armas son, ante todo, armas políticas, manejadas por líderes políticos o quizás por traficantes de armas que se enriquecen con la sangre de seres humanos.

Sin embargo, yo espero una reacción equilibrada por parte del mundo.

No tengo la suficiente información, ni formación, para decir lo que unos y otros deberían hacer. Pero no me gusta nada como se están desarrollando los acontecimientos, como van a repercutir en todos nosotros estas demostraciones de poder.

Como explicó Greg, mi maestro budista en Honolulu: “No hay ningún mérito obtenido a partir de las guerras de conquista o agresión. Se debe hacer todo lo posible para evitar las guerras, intentando solucionar los conflictos o haciendo alianzas con otros países”.

Y es que Buda hace 3000 años también lo dijo: “Si el rey ha hecho sinceramente todo lo que pudo para evitar la guerra,y si, aún así, su reino es invadido, la defensa propia debe llevarse a cabo de manera que no haya castigo o venganza posterior sobre los invasores. Además, si protege a las personas, sin preocuparse por sí mismo o sus posesiones, va a aumentar su mérito inconmensurablemente”.

El Budismo nos muestra el camino para liderar a una sociedad por el camino del bien, siguiendo los principios de bondad, compasión, altruismo y ecuanimidad. Pero la violencia existe, y esto es un hecho humano, del cual no podemos escapar.

A veces, los budistas han tenido que luchar para defender sus naciones, o sus familias. Sin embargo, incluso en estas circunstancias, odiar a los enemigos sigue siendo un veneno para el hombre.

Podríamos aprender algo de ellos y poner fin a esto antes de que llegue demasiado lejos. Apelemos a la razón y al corazón…

¿Será justificada mi preocupación?

Os dejos algunas palabras del vocabulario hawaiano:

  • Guerra: Kaua
  • Guerrero: Koa
  • Bomba: Poka Pahu
  • Paz: Maluhia
Recent Posts